Cubrimos los aspectos básicos de la redacción de un currículum sólido. Leer 
Blandas

✓ Consultoría ▷ ¿Qué significa la competencia de consultoría?

4 Mins read

Empatía, capacidad de comunicación, retórica, pericia y habilidades sociales: las habilidades blandas que conforman una buena capacidad de asesoramiento. Aquí te explicamos qué son las habilidades de asesoramiento y cómo puedes mejorarlas.

Definición: ¿Qué significa competencia consultiva?

El término competencia de asesoramiento describe la capacidad de ayudar con éxito a alguien con sus conocimientos. Se trata de transmitir tus conocimientos y trabajar en las soluciones de forma orientada a los objetivos.

Pero asesorar no es dirigir: El asesoramiento -o la consulta- no significa que usted conduzca al equipo hacia una solución. Debe ayudar al equipo a encontrar una solución por sí mismo, es decir, transmitir sus conocimientos para que el cliente pueda utilizarlos para encontrar una estrategia orientada a los objetivos.

Un asesor -o consultor- ayuda a sus clientes a tomar decisiones informadas. Es importante que no des tu opinión y que simplemente quieras convencer. Como consultor, debe ser honesto; al fin y al cabo, sus clientes tienen que poder confiar en usted. Muéstrales las posibles opciones y explícales las diferentes ventajas e inconvenientes. El hecho de que usted piense que un enfoque es especialmente prometedor no significa que vaya a convenir a su cliente.

Como consejero, necesitas tener varias habilidades blandas. Las habilidades de asesoramiento consisten en una buena capacidad de comunicación, empatía, una retórica sana y fuertes habilidades sociales.

¿Cómo aumentar sus habilidades de asesoramiento?

En sentido estricto, la gente consulta todo el tiempo. Probablemente, conozcas las siguientes conversaciones entre amigos: ¿Qué zapatos llevar con esos vaqueros? ¿Qué debería hacer su pareja con su novia en su aniversario? ¿Cuál es el mejor regalo para tus padres? Ya sean discusiones o consuelos: todo es una especie de consejo.

Esto significa: en realidad, uno aprende lo que significa aconsejar cuando es niño, ya sea por el comportamiento de sus padres o por el suyo y el de sus amigos.

¿Cómo puede mejorar sus habilidades de asesoramiento?

Aumentar las habilidades blandas no siempre es fácil: puedes saber todo lo que quieras sobre ellas, pero si no las dominas, darás la impresión de ser falso y estarás jugando.

Hay que interiorizar las habilidades blandas, y eso requiere sobre todo una cosa: tiempo.

Lo más importante en la consultoría es escuchar. Sólo cuando se entienda realmente dónde está el problema se podrán abordar las raíces del mismo.

Entonces su capacidad de análisis está en demanda: crea un análisis que muestra lo siguiente:

  • La situación inicial
  • El objetivo del asesoramiento
  • Los gastos financieros previstos
  • El tamaño del equipo necesario
  • La duración prevista del apoyo consultivo
  • Cualquier problema que pueda surgir
  • Hitos

Sólo entonces comienza el verdadero asesoramiento. Sus conocimientos son necesarios: ¿Cómo puede su cliente alcanzar el objetivo o los objetivos fijados?

El punto crucial aquí: ¿cómo se transmite eso? Aquí es donde entran en juego tus habilidades sociales: la empatía, la retórica y tu capacidad de comunicación te ayudan a recoger a tu cliente en el lugar adecuado y llevarlo más lejos.

Puedes practicarlo todo en tu entorno: habla con tu familia y amigos e intenta ver su situación como la tuya, así podrás empatizar mejor y saber por dónde empezar.

Es importante encontrar el núcleo del problema. El hecho de que una empresa no obtenga beneficios en la actualidad no significa necesariamente que su gestión haya fracasado: una receta para todos no funcionará.

Solicitud: Cómo puede demostrar sus habilidades de asesoramiento

Habilidades blandas en la solicitud: Demostrarlas no suele ser tan fácil como con las habilidades duras; no basta con enumerarlas.

La mejor manera de demostrar las habilidades blandas en una entrevista es «entre líneas». Muchas habilidades blandas pueden identificarse a través de aficiones o proyectos completados con éxito; por ejemplo, su forma de trabajar independiente o sus buenas habilidades de comunicación pueden identificarse a través de un puesto anterior como gestor de proyectos.

Esto es similar para las habilidades de asesoramiento: Por ejemplo, tu afición a los viajes para jóvenes puede demostrar que sabes cómo tratar con otras personas y con la responsabilidad, lo que a su vez significa que tienes empatía, buena retórica y fuertes habilidades de comunicación.

Las habilidades interpersonales no sólo se leen en el CV, sino que durante la entrevista el reclutador puede analizar tu lenguaje corporal y leer «entre las palabras».

La mejor manera de demostrar las habilidades de asesoramiento es utilizar las subcompetencias como la empatía, las habilidades de comunicación y la retórica. Puedes empezar con una pequeña charla al principio de la entrevista: irradia confianza en ti mismo y muestra interés por tu interlocutor. Escucha atentamente e incluye lo que se dice en tus siguientes frases. Para demostrar que estás escuchando, también puedes repetir de vez en cuando las palabras del reclutador con una estructura de frase modificada, lo que también demuestra que estás de acuerdo.

La mejor manera de demostrar las habilidades de asesoramiento en una entrevista es escuchar y adoptar una actitud de aprobación o comprensión.

Empleos: ¿En qué profesiones se requieren buenas habilidades de asesoramiento?

Las habilidades de consultoría son especialmente importantes en la profesión de consultor o asesor de gestión, por supuesto. Pero una gran capacidad de asesoramiento también es una ventaja en otros sectores. Hemos resumido otros dos ámbitos en los que son esenciales unas buenas habilidades de asesoramiento.

Recursos humanos: Como gestor de recursos humanos, tiene mucho que ver con las personas. A veces hay que realizar tareas desagradables, como un despido, y aquí es donde entran en juego tus habilidades de asesoramiento. Se trata de ser respetuoso y empático con el empleado para que tenga una buena relación con tu empresa en el futuro: consulta con él su futuro y deja claro que puedes seguir actuando como persona de contacto después del despido.

En RRHH, es posible que también tenga que ocuparse de los asuntos personales de un empleado; por ejemplo, un empleado cuyos padres tienen que ser atendidos es probable que esté menos concentrado durante las próximas semanas que los empleados que no lo están.

Una buena capacidad de asesoramiento también es esencial en la atención al cliente, tanto si se trata de un nuevo vestido como de la compra de un nuevo software: su cliente quiere estar bien asesorado. Además de los conocimientos especializados, también es necesario tener una buena capacidad de asesoramiento para poder transmitir sus conocimientos de forma adecuada.

Hemos resumido algunas otras habilidades blandas que te ayudarán en tu vida profesional: