Cubrimos los aspectos básicos de la redacción de un currículum sólido. Leer 
Blandas

🥇 Cómo mostrar una ▷ mentalidad práctica

4 Mins read

El término «mentalidad práctica» aparece cada vez más a menudo como requisito en un anuncio de empleo. ¿Pero qué significa exactamente? ¿Cómo se demuestra en una carta de solicitud y en la vida laboral que se tiene la habilidad blanda? ¿Qué oportunidades tiene de adquirir una mentalidad práctica?

A continuación responderemos a todas estas preguntas.

¿Qué significa la mentalidad práctica? Definición

El término mentalidad práctica describe la capacidad de una persona para ejecutar proyectos de forma práctica y trabajar de forma independiente. Para decirlo de forma más coloquial, se trata de ser práctico, de pensar por uno mismo y de no limitarse a hacer las tareas asignadas o sólo asignarlas.

Hay algunas cualidades que están directamente relacionadas con una mentalidad práctica. Entre ellas se encuentran:

Hacer hincapié en la mentalidad práctica en la aplicación – Así es como funciona

Hoy en día, las habilidades blandas son extremadamente importantes. Las buenas notas y los conocimientos profesionales no suelen ser suficientes para destacar entre los demás candidatos. Las empresas, especialmente las de nueva creación, con jerarquías planas, buscan constantemente empleados comprometidos que piensen por sí mismos y se arremanguen.

Por lo tanto, es fundamental destacar las cualidades ventajosas en su carta de solicitud y en su CV. Para demostrar que tienes una fuerte mentalidad práctica, hay algunas cosas que debes poner en práctica y considerar.

  • No utilices frases vacías: «Tengo una fuerte mentalidad práctica» o «Sobresalgo en la mentalidad práctica»; no es necesario que utilices esas afirmaciones. Los reclutadores leen frases como esta todo el tiempo. Es fácil afirmar que se tienen ciertas habilidades.
  • Dé ejemplos concretos y concisos: Puede ser muy útil dar ejemplos prácticos. Sin embargo, hay que tener cuidado de no perderse en las frases de la lombriz o exagerar. Presente ejemplos concretos y concisos de cuándo ha impulsado algo y lo ha hecho realidad. Puedes referirte a proyectos que hayas realizado en un trabajo anterior y mostrar cómo has contribuido activamente a hacer avanzar el proyecto y a cumplir los objetivos.
  • Cíñete a la verdad: Limítate siempre a la verdad en tus ejemplos y explicaciones. Si ha hecho algo especial y lo ha mencionado en su carta de solicitud, es muy posible que le pregunten por ello en una entrevista. Por lo general, esta es una oportunidad para explicar con más detalle cómo has demostrado una mentalidad práctica. Sin embargo, si has exagerado o incluso mentido en tus ejemplos, lo más probable es que tu entrevistador lo note y te dé una impresión negativa.

Demostrar una mentalidad práctica en el trabajo

Básicamente, es importante distinguir si se le asignan principalmente tareas en su trabajo o si delega tareas en otros.

En el primer caso, hay que intentar pensar de forma diferente y arrimar el hombro. Se trata de buscar activamente nuevas tareas y retos en lugar de esperar a que se asignen nuevas tareas. ¿Tiene sugerencias sobre cómo mejorar los procesos o una idea para un nuevo proyecto? Después, habla de ello y muestra tu voluntad de ponerlo en práctica: la mentalidad práctica significa poner en marcha algo en lugar de limitarse a hablar de ello.

Si tienes algo de tiempo libre, también puedes centrarte en cosas que se han quedado en el camino. A veces, las tareas molestas se posponen hasta que son absolutamente necesarias. Puedes ganar puntos aquí si abordas y completas estas tareas directamente.

Además, intenta echar una mano a tus compañeros. Si notas que un miembro del equipo está abrumado por su carga de trabajo, ofrécete para ayudar y asumir las tareas. Tanto tu jefe como tus compañeros te agradecerán tu compromiso.

Los líderes y los gestores de proyectos suelen centrarse exclusivamente en la planificación estratégica y la distribución de tareas. En el caso de los jefes de equipo y los gerentes, la mentalidad práctica significa también estar atentos a la actividad operativa, apoyar al equipo y participar en la tramitación de las tareas.

Debe participar activamente, tener siempre los oídos abiertos para sus empleados y proporcionarles ayuda. Si sigue estos planteamientos como líder, tendrá muchas ventajas:

  1. Tiene una mejor visión de conjunto de la actividad operativa y es capaz de identificar los problemas y el potencial de mejora.
  2. Demuestra a sus empleados que también se ve como un miembro del equipo a la altura de los ojos. Su personal se lo agradecerá con un mayor compromiso y sugerencias.
  3. Recuerda siempre que probablemente también tendrás un supervisor al que rendir cuentas. Si te implicas y creas un ambiente positivo en tu equipo, éste rendirá más. También comprenderá mejor de qué es capaz su equipo y a qué problemas se enfrenta.
  4. La comunicación con su personal es más intensa y más decidida. Si tus empleados ven que estás comprometido, te dirán con sinceridad lo que creen que va bien y lo que va mal.

Aquí puedes descubrir qué otras habilidades de liderazgo debe tener un directivo.

¿Qué oportunidades hay de formar una mentalidad práctica?

Por supuesto, no todo el mundo es un «hacedor» nato y aborda las nuevas tareas en cuanto las ve. No obstante, es importante trabajar en tus puntos débiles y potenciar tus puntos fuertes. Como en muchas otras cosas, también se puede adquirir una cierta mentalidad práctica.

En general, debe tratar de estar más alerta y atento en su trabajo, estudios y vida privada y desarrollar una conciencia de futuro. Sólo los que son conscientes de las tareas, los potenciales o los problemas existentes pueden abordarlos.

Durante tus estudios, tienes la oportunidad de organizar ferias universitarias, ayudar en proyectos de voluntariado o realizar cursos adicionales, pero muchos estudiantes no tienen la motivación necesaria para hacerlo.

En nuestro artículo Automotivación, le mostramos qué métodos y formas existen para motivarse a sí mismo para hacer algo y así crear una base para desarrollar una mentalidad práctica.

Los que se ofrecen como voluntarios muestran definitivamente una mentalidad práctica y además hacen algo bueno. Ya sea miembro del cuerpo de bomberos voluntarios, instructor de ejercicios en un club deportivo o apoyo a los necesitados, las posibilidades son numerosas. En un entorno así, puedes desarrollarte personalmente y contribuir activamente.

¿Quieres solicitar un nuevo trabajo? Entonces es el momento de mostrar tu mentalidad práctica y poner en marcha tu plan.