Cubrimos los aspectos básicos de la redacción de un currículum sólido. Leer 
Blandas

✓ Flexibilidad ▷ Significado + Como mostrarla

4 Mins read

Flexibilidad y adaptabilidad: habilidades blandas que pueden llevarte lejos en tu vida profesional. El mercado cambia constantemente y hay que ser capaz de adaptarse a los cambios con rapidez. Aprenda a ser más flexible y a demostrar su capacidad de adaptación ya durante el proceso de solicitud.

Definición: ¿Qué es la flexibilidad?

«¡Sea un poco más flexible por una vez!» – una frase popular. Pero, ¿qué significa exactamente la flexibilidad? Una persona flexible suele describirse con los adjetivos «espontánea«, «fácil de llevar» o «adaptable». Por lo tanto, una persona flexible es capaz de adaptarse rápidamente a las situaciones cambiantes.

El término «flexible» viene del latín: «flectere» es un verbo que significa «doblar» o «flexionar»: uno se adapta a las nuevas circunstancias y se «dobla» hasta que se adapta.

Los cambios pueden producirse de forma lenta o repentina: golpes imprevisibles del destino, por ejemplo.

Sin embargo, para muchos, la flexibilidad también significa presión: mantenerse al día y adaptarse a tiempo, sobre todo en tiempos de digitalización y de los cambios provocados por Corona, es una cuestión de rapidez y buena adaptabilidad.

No todo el mundo puede soportarlo: Para algunos, un cambio significa sólo una ligera desviación de la rutina diaria, mientras que para otros un cambio significa un giro completo en el pensamiento.

Por lo tanto, es importante que la flexibilidad no se deslice hacia rutinas peligrosas en el trabajo diario: los pasos del trabajo se convierten rápidamente en una restricción y un cambio, aunque signifique una mejora, puede despistarle por completo y necesita mucho tiempo para adaptarse a los cambios.

En equipo: El valor creciente de la capacidad de trabajar en equipo es un ejemplo de la importancia que adquieren las competencias sociales en las solicitudes de empleo.

¿Cómo se puede ser más flexible?

El grado de flexibilidad ya está decidido en la infancia, al menos por el momento.

Si nunca tuviste que tomar decisiones de niño y nunca aprendiste a lidiar con la responsabilidad, te resultará difícil hacer cambios en tu vida adulta. ¿Qué puede hacer al respecto?

Cualquiera que haya experimentado consecuencias negativas por el cambio no estará a favor del mismo. Esto significa que si quieres ser más flexible, tienes que ser capaz de ver lo bueno del cambio.

La flexibilidad no es un rasgo de carácter que haya que entrenar durante años: es una decisión. Se puede ser más flexible, sólo hay que quererlo.

Por tanto, aprender a ser flexible significa decir «sí», algo que suele ser más fácil de decir que de hacer, pero que es factible. Puedes empezar con cosas pequeñas: Tome una ruta diferente para ir al trabajo o regálese una noche de fiesta con los amigos, aunque en realidad quiera pasar la aspiradora por el piso.

También es importante: enfréntate a tus miedos. Atrévete a hacer algo: esto también refuerza tu confianza en ti mismo. Para reducir tu miedo, puedes recordar tu infancia o juventud: ¿Qué cambios hubo? ¿Eran todos realmente malos o también los había buenos?

Poco a poco se sentirá más cómodo con el cambio y será más receptivo a los cambios importantes. Sólo hay que ser consciente de que el cambio no siempre es malo: aprende a ver los beneficios.

Pero ten cuidado: demasiada flexibilidad no es el camino a seguir. El hecho de que varias personas tengan opiniones diferentes no significa que tengas que complacer a todo el mundo, incluso puede disminuir el respeto hacia ti.

Aquí puedes encontrar consejos para tu asertividad.

Flexibilidad en la aplicación – ¿Cómo mostrarla?

Demostrar las habilidades blandas en una solicitud no siempre es fácil.

A las empresas que buscan empleados flexibles les gusta expresarse así en los anuncios de empleo: «Nuestra empresa está en constante cambio» o «Empezando como una start-up, queremos convertirnos en la mayor (…) de Alemania». – Por tanto, el cambio y el desarrollo están predeterminados.

Incluso tu currículum puede mostrar flexibilidad: un cambio de colegio más que normal, un traslado a una nueva ciudad o incluso el abandono de la universidad te obligan a adaptarte rápidamente a nuevas situaciones y cambios.

Sin embargo, mostrar flexibilidad es especialmente útil en la entrevista de trabajo:

Es posible que, a través de la investigación, se haya encontrado con problemas que la empresa encontrará tarde o temprano. Demuestra flexibilidad para hacer sugerencias diferentes que pueden requerir que la empresa se desvíe de su forma habitual de trabajar.

En el caso de un día de prueba, también puede demostrar su flexibilidad: No sabes de antemano qué tareas te esperan y, sin embargo, puedes gestionarlas. Es posible que no conozcas a nadie de antemano y que puedas conocer a gente nueva durante el día de prueba, y precisamente estas cosas demuestran la flexibilidad.

Hemos resumido algunas otras habilidades blandas que te ayudarán en tu vida profesional:

¿Para qué trabajos necesita ser especialmente flexible?

La flexibilidad es una habilidad blanda que vale más en algunas profesiones que en otras. Los trabajos en los que las circunstancias pueden cambiar rápidamente necesitan mucha flexibilidad. Los trabajos en la burocracia, por ejemplo, necesitan menos flexibilidad.

Hemos resumido algunos trabajos que requieren flexibilidad y adaptabilidad:

  1. IT. Hay muchas profesiones en el sector de la informática. Para la mayoría de ellos hay que ser flexible y tener una buena dosis de adaptabilidad: los requisitos cambian rápidamente y surgen nuevas oportunidades todo el tiempo.

Marketing. Los mercadólogos viven adaptándose constantemente a las exigencias de la economía. El mercado cambia casi cada hora y es esencial ser capaz de reaccionar con flexibilidad a los cambios para seguir teniendo éxito.

Consultor de gestión. En la consultoría de gestión hay que tratar con diferentes tipos de personas. Hay que adaptarse a los distintos personajes y ser flexible a la hora de tratar sus deseos y problemas.