Blandas

✓ Habilidades de presentación ▷ Como Mejorarlas

Tener que hacer una presentación puede dar miedo. Los que tienen esto bajo control ya tienen una gran capacidad de presentación; los que no la tienen, pueden recoger un par de consejos aquí.

Definición: ¿Qué son las habilidades de presentación?

Las habilidades de presentación describen la capacidad de presentar con confianza. De este modo, podrá involucrar a su público durante la presentación y no perder su atención.

Las habilidades de presentación se componen de diferentes subhabilidades: buen lenguaje corporal, confianza en sí mismo y retórica. Hay que sentirse cómodo hablando delante de los demás e irradiar eso.

También tienes que presentarte en la entrevista de trabajo. Aquí puedes saber cómo presentarte.

Un ejemplo muy conocido: Steve Jobs. Convirtió sus presentaciones en verdaderos espectáculos: presentó sus productos como una experiencia que había que vivir. Puedes aprender a presentar como Steve Jobs: sus trucos han sido analizados en detalle:

  • Steve Jobs siempre empezaba con una especie de eslogan, cuyo mensaje recorría toda la presentación. Esto también dio lugar al título de la presentación.
  • Sólo estructuró sus presentaciones verbalmente: ninguna diapositiva anunciaba el comienzo de un nuevo capítulo o terminaba una sección por escrito. Steve Jobs utilizaba frases como: «Y esto es lo primero que quería deciros.
  • Las diapositivas de su presentación tampoco pretendían ser un mero resumen de lo dicho: Steve Jobs tampoco se limitó a leerlas. Más bien, diseñaba sus diapositivas de forma muy mínima: números sueltos, unas pocas imágenes o unas pocas palabras. En ocasiones, sus presentaciones también se visualizaban con demostraciones o pequeños vídeos.
  • Sus presentaciones siempre giraban en torno a un acontecimiento: la presentación de un nuevo MacBook, por ejemplo. De este modo, la presentación tenía un objetivo claro y se podía mantener la tensión.
  • Al final, Steve Jobs siempre presentaba algún tipo de bonificación: Por ejemplo, en forma de actuación de un grupo musical.

Pero a presentar como Steve Jobs hay que aprender: Repite, repite y vuelve a repetir: al fin y al cabo, por algo sus presentaciones iban tan bien.

Para muchos, la habilidad blanda de la presentación es difícil de conseguir, gracias al nerviosismo. Lo abordaremos en el próximo capítulo.

Presentación: ¿Cómo se presenta correctamente?

hombre haciendo una presentación en publico

Sea cual sea el tema de su presentación, los siguientes consejos le ayudarán.

El inicio de una presentación

Al principio de una presentación, suele tener toda la atención de su público: al fin y al cabo, todavía no saben qué tipo de presentación les espera. Así que necesitas un comienzo fuerte:

Por ejemplo, puede empezar con una cita o una declaración provocativa. Algo así como: «Después de esta presentación, ninguno de ustedes beberá tanto café como lo hace ahora», o mostrar una estadística provocativa de que, por ejemplo, uno de cada dos miembros del público suspenderá el examen después de la presentación.

Una encuesta también llamará su atención. Por ejemplo, puede preguntar a su público quién ha tomado ya un café esta mañana. A continuación, puede incluir el resultado de la encuesta en el inicio de la presentación. Hacer que su público haga algo es una buena manera de conseguir y mantener su atención.

Una imagen o un vídeo también pueden hacer que el inicio sea más interesante. Atraen a su público a un nivel emocional, lo que hace que preste atención.

A la gente le encantan las historias: También puede empezar con una anécdota de su vida, que también puede ser humorística. Lo importante es que seas honesto y no finjas: tu público tiene que creerte y confiar en ti para que compre la experiencia de tu presentación.

Presentación y nerviosismo: cómo parecer menos nervioso

El primer paso: aceptar tu nerviosismo. Cuanto más luches contra ello, peor será. Una vez que lo has aceptado, puedes trabajar con él.

Si está nervioso, rápidamente suena estridente. Es probable que tu voz sea más aguda de lo habitual, que respires muy superficialmente y que te tiemble la voz: se puede hacer algo al respecto:

Ejercicios vocales: Para relajar la laringe y recuperar el tono habitual, puedes crear un tono bajo tarareando o zumbando mientras haces movimientos de masticación con la boca cerrada.

Procure no tensar la mandíbula ni apretar los dientes. Afloja los labios y habla un poco contigo mismo.

Normalmente se tarda un rato en callar y tienes unos segundos en los que ya estás delante del público: aprovecha estos segundos para inspirar y espirar profundamente.

El principio es la parte más difícil: puedes aprenderte la introducción de memoria, así probablemente pasarás el principio de tu presentación sin problemas y podrás empezar la parte principal relajadamente.

Intenta no ponerte tenso durante la presentación: si notas que tu cuerpo se tensa, da uno o dos pasos hacia delante, hacia atrás o hacia un lado.

El contenido de la presentación

mujer hablando en publico

La presentación consiste en mantener o recuperar la atención del público. Tanto si se trata de un software como de un seminario de creación de equipos, no se puede perder la atención.

Su lenguaje corporal desempeña un papel importante en este sentido:

  • Intente no dar la espalda a su público.
  • Hable con libertad y claridad: su voz debe sonar firme.
  • Mantenga el contacto visual.
  • Evita las palabras de relleno, como «um».
  • Tus gestos deben irradiar entusiasmo y confianza en ti mismo, pero sin ser exagerados.
  • Una sonrisa en los labios te hace parecer más simpático.

Puedes encontrar más consejos y trucos en nuestro artículo sobre cómo reconocer e interpretar el lenguaje corporal. Allí también encontrará una mesa con las características más llamativas.

Puedes hacer que una presentación sea más interesante adornando los fríos datos con historias, imágenes, citas y vídeos: la mayoría de la gente aprende visualmente.

También puedes adaptar tu discurso a esto: habla en sentido figurado y utiliza metáforas e ilustraciones para explicar números rígidos, por ejemplo.

Una imagen vale más que mil palabras.

Aproveche esta circunstancia y evite los aburridos bloques de texto en su presentación.

También es importante: hable a su público a la altura de los ojos. Es decir: cuente algo personal y no se presente como más inteligente; probablemente tampoco le guste escuchar a la gente antipática.

Aquí están los hechos de nuevo:

  • Conozca a su público: probablemente hará una presentación diferente frente a estudiantes de cuarto grado que frente a ejecutivos.
  • Para que el público no olvide sus palabras, puede estructurar su presentación de forma que se refiera repetidamente a lo que ya se ha dicho y cree vínculos. Repita los hechos varias veces durante la presentación para que su público los recuerde durante más tiempo.
  • Visualice su presentación: la mayoría de las personas aprenden visualmente. Como dice el refrán, «una imagen vale más que mil palabras».
  • Contar historias: Las historias hacen que su persona sea más interesante, pero deben haber ocurrido realmente. Esto te hace más confiable y ya no eres tan inaccesible como presentador.
  • entusiasta y habla a tu público a la altura de los ojos: esto te hace auténtico y simpático.
  • Practica, practica, practica. Ningún maestro ha caído del cielo: repite tu presentación hasta que te salga de forma natural y fácil. Si conoces tu presentación, podrás concentrarte mejor en tu lenguaje corporal y en tu forma de contar historias.

Sin embargo, con el tiempo, la práctica y la repetición te llevarán más lejos.

También puede echar un vistazo al canal «TEDx Talks» en YouTube. Allí puedes encontrar varias charlas sobre diferentes temas; normalmente los presentadores son buenos oradores y puedes aprender algunos trucos.

Presentaciones de PowerPoint: ¿amigas o enemigas?

ilustración PowerPoint

PowerPoint puede mejorar su presentación, pero también puede empeorarla. El arte está en el medio: Utiliza PowerPoint, o una herramienta de presentación de tu elección, para enfatizar lo que quieres decir.

Evite los bloques de texto y no lea en las diapositivas. Su público debe mirarle e interactuar con usted, no quedarse mirando la presentación de PowerPoint.

Escribir el esquema de tu presentación al principio también está en desuso desde hace mucho tiempo: Como público, no quieres ver que todavía hay 100 diapositivas delante de ti: sólo eso puede perder tu atención. Al principio, explique brevemente y de forma verbal lo que va a presentar hoy.

Lo mismo ocurre con la diapositiva obligatoria de «agradecimiento por su atención«: el final suele ser el que más tiempo permanecerá en la mente de su público, así que utilice el final para mostrar elementos de reflexión, imágenes emotivas o una estadística que nadie espera.

El final de una presentación

El final es lo que más tiempo se le queda a la audiencia: aprovecha esto y haz que el final de tu presentación sea lo más interesante posible. Aquí hemos resumido algunas ideas para usted:

Al final, puedes continuar desde el principio de tu presentación: Por ejemplo, si has empezado con una cita, puedes repetirla y decir algunas palabras para resumirla. Del mismo modo, si usted comenzó con una pregunta: Repítelo y respóndelo tú mismo en la siguiente respiración.

También puede terminar con una imagen o un vídeo impactante, cuanto más emotivo, mejor.

Para asegurarse de que se llevan los hechos, puede concluir con un resumen de su presentación.

Los elementos de reflexión en forma de llamadas a la acción, preguntas, llamamientos o citas pueden ser igualmente memorables. He aquí algunos ejemplos:

  • Llamada a la acción: «La próxima vez que tomes un café, piensa en lo que he dicho y considera si realmente quieres tomarlo».
  • Pregunta: «¿Volverás a encender la máquina de café mañana por la mañana como de costumbre?»
  • Cita: «La cita «café – porque la coca cola no es saludable» adquiere inmediatamente un significado diferente».

Para que nadie se olvide de nada ni se equivoque al citarte, puedes distribuir las afirmaciones centrales de tu presentación en forma de folletos. También puede escribir en ellos sus datos de contacto para que su público pueda ponerse en contacto con usted si tiene alguna duda; de este modo podrá protegerse contra las declaraciones erróneas.

Aplicación: ¿Cómo te presentas correctamente?

Una de las «preguntas» más populares en la entrevista de trabajo: «¿Por qué no nos cuenta algo sobre usted? «

mujer entrevistando a un aspirante

Sus habilidades de autopresentación están en demanda:

  • Preséntese: Nombre, edad y en qué momento de tu vida te encuentras: si estás terminando tus estudios o algo similar.
  • ¿Dónde te has graduado?
  • ¿Qué experiencia laboral ha adquirido ya? Es mejor limitarse a la experiencia relacionada con el puesto anunciado.
  • ¿Qué hace en su tiempo libre? Asegúrese de ser breve aquí. Las aficiones no deben constituir la mayor parte de su autopresentación.
  • ¿Qué vas a hacer en esta empresa? ¿Cuáles son sus objetivos? Aquí puedes demostrar que conoces tu tema.
  • Lo más importante al final: ¿Qué rasgos de carácter, qué proyectos realizados o qué experiencia profesional le cualifican para el puesto?

Las habilidades de presentación también son muy útiles durante el proceso de solicitud: podrás controlar tu nerviosismo y presentarte de forma natural.

Importante en la entrevista de trabajo: No se trata sólo de ti. A diferencia de las presentaciones ante un público numeroso, usted no será el único que hable. Esto significa: ir al grano lo más rápido posible, no hay necesidad de adornar.

¿Qué puestos de trabajo exigen unas habilidades de presentación especialmente buenas?

La capacidad de presentación no es uno de los requisitos más importantes para cualquier trabajo. Hemos resumido tres puestos de trabajo que requieren una gran capacidad de presentación:

Gestión: con responsabilidad de personal: a menudo tendrá que dirigir reuniones en las que presentará la marcha de la empresa, por ejemplo, por lo que deberá sentirse cómodo haciendo presentaciones.

Ventas: Para presentar nuevos productos o servicios -ya sea interna o externamente- debe tener una gran capacidad de presentación.

Consultoría: Hay que echar una mano a las empresas. Eso significa que tienes que saber de qué hablas e irradiar confianza en ti mismo. Por lo tanto, la capacidad de presentación es esencial para ser creíble.

Pedagogía: Ya sean alumnos o estudiantes, si su presentación es aburrida, nadie le escuchará.

Entradas Relacionadas
Blandas

✓ Autoconocimiento ▷ ¿Sabes quién eres?

7 Mins read
Se dice que «el autoconocimiento es el primer paso para mejorar», pero este paso no siempre es agradable. Reconocer quiénes somos realmente…
Blandas

✓ Crítica constructiva ▷ Inteligencia al criticar

6 Mins read
Una palabra equivocada y -¡bang! – se hieren los sentimientos en la discusión de los comentarios y se programa la discusión. Si…
Blandas

✓ Orientación a los objetivos ▷ Objetivos adecuados al éxito

5 Mins read
Tener objetivos es una cosa, pero alcanzarlos es otra. La acción orientada a los objetivos está en demanda. Descubra aquí cómo puede…